El Universo es uno y “uno” es el Universo

 

El Proyecto.

 

No luchemos contra él, él no lucha contra nosotros.

Seamos solo un género, tenemos la oportunidad de serlo, debemos evitar no serlo más.

El hombre tiene un glorioso destino, si es que realmente lo quiere.

El destino del hombre no es sucumbir bajo la cubierta de la tierra. El hombre nació físicamente sin alas, pero su alma, su ente, es el ave más hermosa, con las alas más blancas, transparentes, diáfanas, ligeras y potentes que pueda haber, para surcar los aires y los espacios y elevarse a las alturas infinitas para acceder a la cumbre máxima de la altura universal. Todo es cuestión de que nosotros queramos, que nos aceptemos y nos demos la oportunidad y que les demos la oportunidad a otros.

No veamos, critiquemos, califiquemos lo que no nos gusta, veamos el alma y la razón. Razón solo hay una. Las cosas que no lo son, no son razón, solamente son motivos, son causas, pero razones no son. Una razón entendámoslo no es causa y motivo, el hecho de que una persona mate a otra, el hecho de que la odie y que la desprecie no es razón, tampoco es una razón explotar a otros para vivir cómodamente uno, esa no es una razón, eso es un motivo. El motivo es el odio, el motivo es la ignorancia y eso es lo que causó el hecho de la explotación, de la muerte de los inocentes de parte de los explotadores y de los asesinos y eso no es una razón, solo es motivo irracional sucio y absoluto, no es razón.

No podemos seguir siendo una creencia, una suposición, una costumbre. No debemos ser un producto de las costumbres ni de las creencias, tenemos que ser un fruto de la inteligencia superior, de la razón, del entendimiento, del alma, del núcleo supremo del que partimos un día y el cual está esperándonos para que podamos recorrer la travesía en la cual estamos, a donde la gran mayoría no podrá regresar, al núcleo donde pertenecemos. Somos energías que saliendo del núcleo que salimos en avanzada a conquistar espacios a viajar por el universo, somos energía natural universal original, somos un rayo de energía y nos estamos desplazando, no nos desviemos, no nos separemos, no perdamos nuestra naturaleza. Es necesario que lo entendamos que nos integremos al núcleo al cual pertenecemos, no degeneremos al núcleo que nos genero que estamos generando porque somos parte de su generación, ese núcleo es el Supremo ese núcleo es Dios.

No debemos sucumbir ante el odio, ante la ignorancia, ante las creencias, ante las religiones, el llanto, el miedo, traumas, racismo, vanidades, ambiciones,  codicia,  moda,  costumbres, cultura,  sectarismos,  fanatismos, debemos vivir sobre ellos no debemos morir ante ellos. Esas costumbres esas creencias no deben de coartarnos ni de alinearnos  ni aplastarnos ni enajenarnos, todas esas cosas debemos enterrarlas en el pasado, porque no debemos de morir por ellas, por esas creencias y costumbres, debemos enterrarlas y darles muerte a esas creencias y costumbres. El hombre es sabiduría y vida, el hombre es trascendencia, marchemos hacia la humanidad, solamente así podremos llegar a ser un género humano.

No veamos lo superficial, no veamos los actos, los motivos, sino veamos las razones. No sabemos los motivos, no sabemos la consecuencia de actos, de reflexiones, de ignorancia, seamos una razón natural. Solamente la vergüenza, el qué dirán, la ropa sucia sobre un cuerpo avergüenza y molesta, inocentes  son explotados e ignorados por quienes no son como nosotros, por quienes no piensan como nosotros. No debe ser así porque esto es lo que quita libertad, es lo que provoca vergüenza, dolor, miedo, odio y debemos evitar todo eso para ser felices y que el hombre pueda ser objetivo, que podamos caminar descalzos incluso desnudos. El día que el hombre tenga manchado su rostro y no se le señale, el día que el hombre pida y se le dé a manos llenas, el día que el hombre no pelee por bienes materiales, el día que el hombre no necesite dinero para dar su corazón ni para dar su alma, el día que el hombre no necesite condiciones, el día que el hombre no esté condicionado a las costumbres, a las creencias, el día que el hombre dé en lugar de pedir, el día que el hombre no se fije en los defectos de sus creencias y en las religiones, el día que no pertenezca a sectas ni a religiones, el día que no sea vanidoso, temeroso, que no tenga miedo, ese día será libre, ese día será universal, ese día empezará su trascendencia, ese día empezará la transfusión del Universo con él y de él con el Universo, ese día serán uno.

 Por la Constitución del Ser Humano Universal 

Andres Mackie

Andrés Mackie © 

El Proyecto Mundial Universalizador del Hombre 

el.proyecto@hotmail.com

El día que el hombre sea Humano seremos Humanidad

El Proyecto.
.

El hombre cree y dice injustificadamente ser un ser humano y el hombre apenas comienza a cruzar el umbral de animal a hombre, no está siquiera en su etapa o escala de nivel medio de su ser, mucho menos en la etapa o escala de nivel superior que es la humanidad.

Desafortunadamente el hombre, debido a sus vicios y a su degeneración mental, a la explotación, al odio, al nacionalismo, al sectarismo, al racismo, al fanatismo, a la corrupción y a la degeneración total en que está viviendo,  se esta convirtiendo en una bestia, porque miente sabiendo, muchas realidades las trata de ocultar para seguir explotando al hombre, violando, enajenando y manipulando al hombre.

El hombre esta viviendo en la etapa o escala primaria y esta amenazando, no solo en seguir siendo un animal, sino en convertirse en una bestia. En una bestia porque de animal tiene que pasar o trascender a su nivel de ser medio, a su existencia media que es convertirse en hombre. Una realidad que está cobrando fuertes dividendos  y lo está conduciendo a la destrucción de su medio ambiente y de su género. Por todo esto el hombre se esta convirtiendo en una bestia.

El hombre está en su existencia en su etapa inferior y no ha llegado siquiera a la etapa media en que se vuelve hombre y empieza a escalar a su cumbre donde lo espera su premio: la conciencia, la inteligencia, la razón, el motivo y la identificación con el resto  de sus hermanos de todo el mundo. La suma de todo ello es convertirse en un humano e integrarse a la humanidad obviamente. ¿Por qué no puede convertirse en humano llamémosle hombre? porque así le resulta más cómodo escucharse, porque así se considera llamémosle hombre.

Al hombre, no se le puede considerar ser humano por varios motivos, por varias razones:

El hombre, al decir ser humano, se integra a la humanidad y la humanidad no puede matar de hambre a otros y no puede hablar de religiones, de sectas, de naciones, de colores ni de razas, porque la humanidad es solo una. No puede explotarse, no puede matarse, porque la humanidad es un solo cuerpo, es un solo ser; es la manifestación física de Dios en la tierra y a todo lugar donde un ser humano llegue y exista. La humanidad no tiene fronteras, no tiene colores, no tiene razas, no tiene religiones, no tiene sectas ni divisiones de ningún tipo. La humanidad es un solo cuerpo, es un solo ser, es un solo sentimiento, es una sola razón: la inteligencia, la trascendencia. La humanidad habla el mismo idioma, es la misma lengua: el amor, el sentimiento, es la misma preocupación que es la trascendencia, al unísono, es como un cuerpo regido por un corazón, un alma y un cerebro, todo conjuntado por el Supremo. La humanidad cuida sus genes, cuida la trascendencia de la herencia, de su hábitat, de la flora y de la fauna, piensa en el futuro, recuerda y no cae en los errores del pasado. La humanidad utiliza el cerebro y el corazón, la humanidad es un estado alto, es un estado superior muy cercano al Supremo, a nuestro Creador a nuestro Padre.

La humanidad es algo que le queda muy grande al llamado hombre, al autollamado, o al seudo llamado ser humano. El hombre se conserva aún en su estado animal y amenaza con convertirse en bestia, en su etapa inferior dista mucho de poder pasar a su estado medio, a su etapa media y posiblemente no lo consiga porque está destruyendo su área, su hábitat, está  convirtiendo en un chiquero su casa la tierra, está consumiendo y destruyendo lo que debe de heredarle a la humanidad, que debe de dejar llegar, que debe de dejar nacer. Está depredando, se ha convertido en una plaga que amenaza dejar sin herencia y no dejar nacer a la humanidad aquí en este planeta, aunque aparentemente el instinto nos domina y ya viene programado en sus genes, nosotros somos los que lo alimentamos, los que le damos información de nuestras particularidades personales, de nuestras tendencias y sentimientos de las circunstancias que vivimos.

El día que el Hombre sea Humano seremos Humanidad

Por la Constitución del Ser Humano Universal

Andrés Mackie ©

el.proyecto@hotmail.com


El Ser Humano no nace – se Hace

El Proyecto.
..

 El ser humano no es un estado genético o genérico por creerlo o pensarlo así.

El hombre al nacer, no nace inteligente y consciente, por consiguiente no nace ser humano.  El hombre, al nacer  genética y físicamente sano, nace con la aptitud para poder desarrollar las escalas necesarias de la inteligencia y de la consciencia esenciales para lograr constituirse en un ser humano. De lo contrario, ahí se quedará estancado y distraído, sin futuro, inconsciente, sin ser, sin sentido, sin razón de vivir o de existir.

Desafortunadamente, la ciencia y el hombre en general, no conocen las diferentes escalas de la inteligencia y la conciencia. (Ver aquí: Inteligencia) – (Ver aquí: Conciencia). Desconocen de donde provienen y como desarrollarlas, incluso ni siquiera tienen estos términos debidamente definidos y conceptuados. La ciencia comete una muy grave equivocación, una muy grave omisión, al considerar que el hombre genética y genéricamente al nacer, nace Ser Humano, porque desconocen las aptitudes y actitudes constituyentes que lo componen. Por ello no saben diferenciar un hombre ignorante e inconsciente, un degenerado racista de un Ser Humano.

Por el solo hecho genético y genérico que trae una persona al nacer, no se le puede considerar humano. Para poder considerar o calificar a alguien como ser humano, debe haber desarrollado entre otras  cualidades y aptitudes, las escalas necesarias de la inteligencia y la consciencia que lo constituyen.

Por la Constitución del Ser Humano Universal

Andrés Mackie ©  Autor

el.proyecto@hotmail.com


Esquema Constituyente del Hombre y del Ser Humano

El Proyecto

.

El hombre comienza a constituirse físicamente, empieza por ser engendrado, de ahí se convierte en un núcleo energético en desarrollo receptor de energías, con capacidades frecuenciales diversas como la atómica y posteriormente las ultra atómicas, supra atómicas entéricas, interfrecuenciales, etc.

El hombre comienza al principio  el encuentro con el campo frecuencial o el mundo, su primera captación, su primer medio de tomar energía, de constituir, de retener, catalizar, de metabolizar energía es primero al respirar, ahí empieza a transformar y retener energía, a tomar energía del medio, del campo frecuencial, inmediatamente después empieza a mamar y a tomar energía de la leche materna y empieza a escuchar y a sentir frecuencialmente y empieza a constituirse, ahí empieza el proceso, empieza a escuchar, a sentir, a acumular, a aprender. ¿Qué es el aprender? Aprender es captar, retener, es aprovechar, desarrollar, es una manera de acumular, a recibir, a percibir. En el momento de nacer sus genes se activan y comienzan a aprovechar la energía del medio ambiente, del campo frecuencial, empieza a aprender, empieza a constituirse como persona y como ser humano. Empieza a aprender, empieza a captar, empieza a aprovechar, a percibir. Empieza a aprender a alimentarse, a captar, a ver, a escuchar, a oír, a degustar, a oler, a tocar.

El que aprende  vive correctamente, sabe para lo que nace y para que nace, mientras  otros simplemente mecánicamente por naturaleza simplemente a la casualidad , ese no es el que vive correctamente , ese no aprende, porque no acumula, porque no es el núcleo que aprovecha, que conceptúa , que logra, que conquista.

El hombre tiene que aprender a vivir, a respirar, a pensar y ese es el proceso de atención, de  comprensión y  de aprendizaje lo que empieza a constituir al hombre. El hombre es un catalizador, es un núcleo receptor de energía, como una semilla que recibe el agua, recibe la humedad y comienza a desarrollarse, al principio comienza a acumular, nada recibe y se empieza a constituir como árbol, que posteriormente luego de haber catalizado y aprovechado la energía  recibida, va a empezar a dar fruto y va a cumplir con su función natural de purificar nuestro medio ambiente. Nosotros somos muy similares a las plantas , a los árboles, nuestra función es de dar nuestros frutos, de dar flores y tenemos la obligación de purificar el ambiente con nuestros pensamientos, con nuestros actos y con nuestra manera de ser para con los demás, tenemos que purificar nuestra  semilla, nuestros genes y purificar nuestro ambiente, nuestro campo frecuencial, nuestra vida, nuestro género tenemos que purificarlo, de ésta manera nos parecemos a los árboles.

El hombre empieza a recibir energía, a concentrarla y a desarrollarse. Lo único que nos da la educación la limpieza de las sonrisas, el adulto que respeta una criatura y sabe apreciar su sonrisa  sabe respetar a la vida, el adulto que sabe disfrutar y respetar el comportamiento natural del mismo sabe respetar a la vida y a su descendencia. Los niños debemos respetarlos y no contaminarlos.

Cuando una criatura empieza a desarrollarse empieza a aprender, empieza  a captar energía, una energía que fructificará y después devolverá al mundo,  y depende de cómo la reciba es como la devolverá. Es decir: El hombre comienza a constituirse, con un centro de retención energética, empieza a desarrollarse, empieza a concentrar energía en sí mismo de diferentes índoles, empieza a concentrar energía física para su cuerpo, pero también empieza a acumular energía ultra atómica o supra atómica dependiendo del tipo de energía extra atómica que le demos, con nuestros pensamientos, con nuestros actos, con nuestra educación, con nuestra manera de hablar, con nuestra manera de pensar y de sentir, porque los niños también nos sienten a nosotros, nos interpretan y van siendo como un espejo y van tomando lo que van viendo en nosotros, tanto en lo físico como en lo psicológico en lo conductual.

El hombre sigue su constitución y empieza a constituir con su lenguaje, con su cultura, la cultura de la educación es otra de la etapas hasta que se constituye, se forma, aprende a caminar, a comunicarse, a competir con los demás, aprende, aprende y aprende y cada cosa que aprende lo va constituyendo, lo va formando. Empieza a conocer la verdad de la vida y eso lo va a constituir como persona, cada codificación que alcanza es una herramienta más necesaria para su constitución. Tiene que aprender a ver, a escuchar, a caminar, a convivir, tiene que tener educación y cultura pero cultura y educación al fin, tiene que aprender a comunicarse verbalmente, tiene que luchar y ser autónomo, o sea producir lo que consume, o colaborar con su trabajo con su esfuerzo para la sociedad, para que la sociedad tenga un contribuyente mas. Tiene que desarrollar su ente, tiene que evitar su ántramo, tiene que estar libre de su ántramo, tiene que ser autónomo, debe de ser manejable, no debe tener problemas mentales  o de invalides que lo limiten, porque en el momento que empiece a ser limitado por un trauma, por una creencia, por la ignorancia, en ese momento deja de ser persona, porque una persona debe de estar constituida por diferentes elementos que lo constituyen, que lo forman. Si tiene alguna incapacidad o discapacidad, si es ciego, sordo y mudo o tiene otro tipo de limitancias no es persona, no debe de padecer de traumas, vicios, creencias, debe ser libre intelectualmente no debe padecer de ántramo ni sinotismo ni nada de esas cuestiones, porque de lo contrario  no puede ser persona, porque no tiene libertad de pensamiento y de actos ni autonomía física. Es necesario analizar todas estas cuestiones para poder precisar cuál es el cuadro que forma una persona, que constituye una persona,  a un ser humano, porque esa es la base, ese es el motivo por lo cual estamos aquí: Humanizarnos.

Es necesario aclarar cuáles son los elementos que constituyen a una persona o a un ser humano, el hombre que no tiene capacidad para ser feliz, de ser autónomo, de pensar por sí mismo, de aprender, de descubrir no es una persona porque no tiene los constituyentes necesarios para serlo. El hombre no puede ser libre ni feliz si tiene traumas, no evoluciona, el que tiene vicios no evoluciona o evoluciona a medias. El hombre que no evoluciona en la vida, que no va acumulando conocimientos, que no va aprendiendo, que no se va desarrollando no puede llegar a la trascendencia, es decir: desde que se forma el núcleo cuando se engendra a una persona empieza el aprendizaje, el desarrollo, la evolución, empieza a recibir y lo que recibe después de adulto obviamente lo va a dar. El tipo de persona que se está alimentando, que se está formando, que se está constituyendo es el tipo de fruto de persona que va a dar esa persona, es la clase de fruto que va a dar. La base es aprendizaje es evolución, esa es la base del hombre, para eso existe, para eso nace y para eso muere. El hombre es un núcleo de aprendizaje de desarrollo, de evolución, eso es lo que es el hombre, así se lo puede conceptuar. El hombre que no evoluciona en su vida, que no tiene sus etapas, que no va aprovechando sus etapas constitutivas desde pequeño hasta adulto, no evoluciona en su vida, no aprende, no se desarrolla, no es él, no se concreta, no se constituye, por lo tanto si no supo vivir, si no supo constituirse, no va a poder ni va a poder morir, es decir: cuando muera no va a trascender porque se va a ver frenado por su misma inconstitución físico atómico entérico que no logró constituir en su vida, por lo tanto no va a evolucionar, no va a poder vivir y como no pudo vivir no va a poder morir no va a poder trascender, o sea no va a poder evolucionar después de la muerte.

Un ser humano es un ente evolutivo, es un núcleo evolutivo entérico,  eso es lo que es un ser humano, si no es así no llegará a la  trascendencia y no formará parte del concierto entérico universal al cual todos tenemos derecho y obligación de encontrar y recorrer el camino que no debemos eludir.

Por la Constitución del Ser Humano Universal

Andrés Mackie©Autor

el.proyecto@hotmail.com



El Espíritu el que tienes dentro de ti es UNIVERSAL

El Proyecto
.

El cuerpo físico es materia, lo entérico es el espíritu, son dos propiedades convergentes del hombre, una frecuencia comunica a la otra, si uno no se espiritualiza, el espíritu se aleja  y  se muere el espíritu que mora en ti, porque no lo retienes, porque no lo alimentas lo matas.

En el momento de fallecer, el cuerpo se queda inerte y el espíritu se retira y como no lo memorizaste o codificaste, el espíritu se pierde y extiende por todo el universo. Lo que es peor, cuando eso sucede por no cultivar a su ente, te conviertes en un ente neutralizado suspendido, en lugar de convertirte en espíritu y aunarte al entérico. Como no lo cultivaste, el espíritu desaparece, se pierde y se integra al universo sin ti, tu cuerpo se queda aquí y tu necedad, tu mentalidad, tu ignorancia y tu ente queda fuera, perdido, suspendido y magnetizado a las frecuencias lentas, bajas; llámese infierno o como sea. Se pierde y pierde uno la oportunidad de integrarse,  de incorporarse al universo, al estado universal, porque tú decidiste encadenarte y rechazar la inteligencia y así perder la oportunidad de integrarte al universo, ser libre y constituirte.

En este caso son tres constituyentes: la ignorancia o ente perdido, el espíritu que se va y el cuerpo que se queda en la tierra.

Quiero conminarte a que entiendas esto, que acompañes y alimentes a tu espíritu, para que moren dos en tu cuerpo y por fin te incorpores a uno solo. Alimenta tu espíritu y habla con él, para que no se sienta solo y para que no te sientas solo, para que puedas tú espiritualizarte a integrarte al espíritu,  para que tu espíritu se integre al universo. Ahora mismo habla con él, para que no te sientas solo y sientas la fuerza y el amor del espíritu. Habla con él, intégrate tu mismo, desarrolla tu intelectualidad, mejora tu comportamiento. Dentro de ti mismo, habla con tu paz, habla con tu inteligencia, con tu amor, con tu integración universal, habla contigo mismo, dentro, cada vez que no entiendas algo, cada vez que estés triste.

Él va a estar contigo, nunca te va a abandonar, porque el espíritu es Supremo, el Supremo está ahí para que hables con él, para que identifiques que una parte de él es tuya, aliméntala, cultívala, cuídala. Conversa con él, con esa parte, con tu espíritu, porque son dos en ti.

Te repito habla con tu otro yo, con tu ente, con tu espíritu, para que en tu interior no te sientas solo, para que no te sientas aislado y sin ayuda abandonado, inerte inerme y sin futuro.

La espiritualidad es la universal, el espíritu, el que tienes tú dentro de ti, es universal, por lo tanto es amor, es poder, es sabiduría, es paz, es tranquilidad, es transparencia, es vida, es luz, es eternidad, es futuro, es trascendencia, es el supremo en ti.

Habla contigo mismo, habla con él, con el interior tuyo, toma un balance respecto a él, para que no te deje solo, para que no te abandone y no te sientas sin poder y fuerza interior, porque del interior viene la fuerza que mueve tu cuerpo, tus actos y tu camino, para tu salvación, para tu vida eterna y tu trascendencia.

Por la Constitución del Ser Humano Universal

Andrés Mackie©Autor

el.proyecto@hotmail.com